Llevarse a la criada de vacaciones

Tanto dinero como para llevarte en tus vacaciones de Semana Santa a una cuidadora para tus 5 hijos, y tan poco para formarte en educación emocional, por lo que veo cuando le dices a tu hijo, que se ha caído y se ha hecho daño:

“Venga, venga, no hay que llorar”

No hay corazón más desértico que el que no deja sentir.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *